10 Diciembre 2016

Las banderas que tú  yo hemos hecho429682_10151537902171011_809370528_n

¿A que nos oye el silencio si describimos el arte de la luz y de los sones que redoblan dentro  nuestro?

¿A que salimos a las calles sin soltarnos por completo?  Porque nadie protege los rebaños que no son nuestros, nadie tiene los derechos de nada, ni siquiera de lo que llevamos puesto.

Porque sin estar con ellos seriamos libres de estorbos y con ellos solo somos como calabazas vacías sin nadie dentro, cuando decoramos pasteles y le ponemos cosas sobre ellos , solo el dulce del bizcocho es lo que importa lo demás sobra en ellos.

Pero es así como hemos hecho con  todo y casi nada se salva de los hechos; simples calcos de los otros, de nuestras furias, penurias  y yerros.

Así se pasan las semanas, los meses y los siglos; y los cimientos y bases que forjaron nuestro  interior nos van quedando secos.

Para ti las voces que resuenan son lo cierto, para mí no tengo a nadie que me escuche y que pueda salvarme de esto, a no ser al  caminar las calles que con mis nuevas pisadas van inaugurando eventos;  a  veces simples a veces pequeños, otras veces increíbles y sin embargo, me pegunto ¿Qué debo hacer con ello?

¿Debo olvidarme y seguir como si nada? No se puede  aunque lo intento,  es imposible olvidar lo que hemos hecho ,lo que nos hemos hecho unos a otros , sin importar cuanto dañe , cuanto sufren o cuantos caen alrededor nuestro.

Unas veces por el miedo, otras veces por cohechos; siempre a mano las excusas de mantener los pertrechos, por si llueve, por después, por si no alcanza para mi propio techo.

Es que llegamos hasta aquí. Cansados, heridos, maltrechos, poniendo al frente las banderas de que es  justo como ellos y tú también lo has hecho.

Para cambiar, para ganar el derecho de las eternas verdades; no se puede hacer si tú también no vienes, si no amas como principio el  derecho; que nadie ganará ésta batalla, que tú primero has hecho;  cuando solo queden armas y manchas de sangre seca sobre la faz de la tierra, ya no importará las razones ni derechos, ni los colores ni razas de los que tenían  ése pretexto, deambularan  solo las almas buscando refugio y un lecho donde descansen en paz, luego de tanto despecho.

Sábado 10 de Diciembre 2016 JP.