Los del Olímpo

Los del Olímpo

Anquilosado en las batallas de la espera, recobra el tiempo improvisto de mesuras y desmedidas.

Nadie sabe desde donde y hasta donde esparce el aire tus memorias ni siquiera miran con respeto, que no sabes hacia donde partir cuando no encuentras palabras que te salven de morir sin mis memorias, no puse el ave solitaria entre las sombras; desquicié mil demonios y supuse que llegarías despacio y sin miedo hasta mi, a pesar de las horas terminadas y los destinos oscuros, siempre creí en tu búsqueda de la verdad, en que querías que pasara por la vida dejando atrás mis memorias entre los nuestros y enseñarles que siempre hay nieve en primavera y que sin embargo nunca se olvidan los recuerdos que te dieron alegrías, soportaste tormentas y desquicio , navegaste entre la bruma y sin entrar a ningún puerto continuaste el viaje hacia adelante confiando en que soplarían los vientos y te llevase a un lugar seguro.

Sin embargo no fue así; ahora que despierto entre lisonjas, ahora que me debo abrazar sin sentir miedos, no puedo madrugar entre las hojas y sentirte aquí a mi lado como es hora.

Traspuse mis altos sueños a tus caprichos y desoí tu voz que en mi alma me rezonga, no puedes pretender que no me esconda por no ver tu rostro enrabiado por mi historia, si quisieras ponerme en lo alto ya de sobra de entre manos tienes tiempo, no purgues los honores que he entregado, ni si supiera que aún en mí tu te has fijado, porque no soy el hombre que hace obras, solo soy un charlatán muy despistado, que busca y rebusca entre tus notas y oye de ti mil cosas bellas, pero no pasa por aquí aquel bello coche que me lleve a volar por las altas esferas de las noches, tachonadas de estrellas con su brillo que embellece el espacio que tu donas.

Nací de parto de una madre y lloré en las noches de miedo y de frío, también cante cuando tu nombre era bueno y sentí que me cuidabas mis cabellos; ahora aquí estoy postrado en esta tierra, esperando aún que me des forma, pasarán las nubes azuladas por mi casa y sin mirarles les diré que te equivocas, porque no sé vivir entre quebrantos, porque no puedo seguir sin estas formas, donde pequeño en mis sueños me llevaste y que después de grande no tienen forma.

Las naves que en paz sobrevuelan por las noches me retuercen de envidia por no ser ellos, los que miran del espacio a los hombres ,los que velan por doquier a quienes obran; los humanos son apenas unos hombres que no sabemos más que lo que hacemos y no podemos alcanzar divina gloria, si ni tu ni nadie nos enseñaste a poder gobernar nuestras mentes y no sabemos que hacer con las victorias , sin antes caer en poderíos de sentirnos dioses, al igual que los que viven en el monte Olímpo, despreciando a los demás como de sobras. JP.

Anuncios

Deshojando los recuerdos

Deshojando los recuerdos, estableciendo parajes nuevos despojados de dolores y peajes; nadie me espera a la salida del cole para golpearme, nadie recibe mi sonrisa nueva cada día que despierto y desembarco en un mundo que no entiendo y en el que nadie se entiende más que para forjar caminos polvorientos y secos de esperanzas limpias de entrecejos y destierros.

Marina la costa sus nuevas algas que pretenden reverdecer entre las fajinas de los hombres que rebuscan algo que comer, los martinis se purgan en la escollera y nadie puede decir que no sabe lo que pasa; nadie tiene sentido del amor verdadero porque se buscan entre los harapos del desaire y se perfuman por encima sin antes haber lavado sus almas; los bosquejos del amor resuenan con llantos quejumbrosos que resuenan en las calles vacías por las noches y los niños esperan ver el sol que amanezca renovado.

Partimos juntos hace mucho tiempo, tanto que ya no recordamos de donde partimos y donde arribaremos al final. Naciste como nacen los caprichos de la naturaleza y llevaste tu llama encendida por un tiempo hasta que alguien más la apagó sin explicarte ¿ Porqué?

Solo porque eras puro como todos nacemos y luego te embarraste la cara y lloraste al caer y hacerte daño en las piedras de la calle, los adornos que llevamos puestos no son más que adornos que solo sirven para tapar, para ocultar o para no enseñar tus viejas heridas; los hombres que miraste de reojo porque así te enseñaron que era, que muy pocos o nadie mira dentro; por eso mucho disfraz, mucho ruido y pocas nueces.

Nada es azar las lisonjas son las que separan la muerte en vida de los sentidos verdaderos pero en vano llora la tarde al caer y en vano quise traerte agua fresca del estanque, porque nadie me cree, porque todo se ensucia lo bueno y lo malo todo se mezcla y ya nadie sabe cuál agua es pura y cuál no. La única aljaba que queda está seca de desaires y desorden, los perracos deambulan por doquier y sabes que miran tu coraza si es débil o fuerte, para saber cómo atacarte a traición.

No importa la flor , no importa su aroma ni su color , ni su medio envolvente; vale arrancarla y venderla como sueño a los demás atribuyéndote el honor de haberla conseguido, no importa cómo.

Así la aurora da paso al sol y luego el sol da su espacio a las estrellas que llegan cada noche, sin embargo el hombre quiere todo junto. Aurora, cielo, nubes sol y todo lo que vive o sobre vive.

He desojado los recuerdos y hoy una vez más recordé que me llamaste a que viniera y pensé…

Perdona jefe no sabía que aquí la mano noble era fría y que los altos hornos cocinan mentes blandas. Aquí el hombre es enseñado a no fiarse a no ceder y no abrir su alma, aquí es duro y duele mi alma no tuvo el arte de describir mejor tu obra, lo siento jefe, lo siento… JP.

No vale todo, aunque todos somos valiosos.

No se trata de las hojas que caen de los árboles en otoño, no se trata de los fuertes vientos del invierno, ni de los soles que resquebrajan la tierra en veranos de sequías, ni son las olas que golpean las rocas de la costa, no son los animales los que provocan los males, ni los ojos que miran con ternura un niño, ni los brazos que miman la inocencia; ni tampoco son los hombres que trabajan con ahínco y esmero en lo que aman, no son las ovejas culpables de nada, solo somos nosotros, todos nosotros.

Unos por necios otros por sordos, por ciegos; por soberbios o codiciosos, los indolentes los que espantan los pájaros, los que tiran arena salpicando al que descansa en las playas, los molestos, los ruidosos, los graciosos, los violentos, los que destruyen lo bello, sean los parques pisoteando las flores, sean las calles llenándolas de basura o rompiendo por diversión maléfica, o sea alterando con gritos o pitadas los pacíficos parajes.

No soportan, no quieren ver, no desean vivir en paz y armonía.

No quieren que los nombres, porque les encanta hacer trampas y sorprender a los inocentes, quitarles el chupetina a niños, los que a sabiendas de las leyes cívicas; les encanta transgredirlas con absurdas excusas de solo es broma, no nos dimos cuenta o utilizando cruzadas en nombre de…

Hipócritas mentirosos, no merecen ni el suelo que pisan , ni el aire que respiran, ni los dones que poseen; resentidos por su propia ignorancia, por su propios fracasos, por su infelicidad, por culpar al mundo de sus frustraciones; agrupándose en manadas para arrasar todo a su paso, porque son cobardes y necesitan de otros como ellos para tomar el valor de hacer el daño que ellos solos no tiene valor de enfrentar; hasta que otros como ellos, se montan un arsenal y salen a destruir y matar con las mismas excusas disfrazadas con diferentes causas. Según estos, son valientes porque lo único que tiene que hacer es apretar un gatillo o blandir un hacha y descargar todo su odio sobre cualquier indefenso.

No se trata del mundo que habitamos, sino la sociedad que alimentamos; la naturaleza perfecta ¿Quién puso lo demás?

No se trata solo del dolor que a mi persona causa todas estas razones; se trata del dolor por saber que ahora mismo si queremos podemos vivir en una sociedad diferente; amorosa, respetuosa con el entorno y con los demás seres. Todo tiene vida, todo existe por una razón. Por motivos que no se justifican seguimos conviviendo en ésta “absurda civilización”

La de ésos no son razones son berrinches, son excusas, caprichos, son subordinados a la sociedad de zombis, de hombres lobo y de súper héroes y villanos con brillantes trajes o grandes máquinas y armas de destrucción; son sub- humanos. Confunden amor propio y dignidad con orgullo o identidad ancestral. Amor propio… Si al menos se amaran de verdad un poco, nada de esto existiría ya.

Solución: Comienza a ver al mundo con un amor especial, empezar a querernos a nosotros mismos para así poder querer tanto o más a los demás.

A medida que vayamos aceptando de que necesitamos de todos los que nos rodean para concretar las cosas más hermosas jamás soñadas alguna vez y así se nos harán realidad. JP.

Descifrando enigmas extraterrestres

Descifrando enigmas extraterrestres

Para empezar diré que llevo décadas conviviendo con ellos, no es que ellos me reconocen, sino mas bien que ellos saben perfectamente como somos y perciben quienes están intentado aportar algo positivo y escarificador, así como perciben los que no están por ésa labor.

Comprendí que ellos saben por experiencia que ninguna civilización puede evolucionar en un salto, si no está lista y preparada para ello. Existen leyes universales implantadas en todos los seres que provienen de infinitos mundos; aunque también aquí en la tierra existen seres capaces de captar, descifrar y comprender el porqué del accionar de muchos seres humanos en contra de esas leyes de evolución positiva aunque no se justifican.

He estado en contacto con ellos a través de muchos medios, unas veces de forma visual, otras de forma telepática, a través de mediums, es decir que otra persona reciba los mensajes que quieren enviarme, otras veces en sueños y otras en forma de escritura automática.

La escritura automática o el fluir de conciencia es el proceso o resultado de la escritura que no proviene de los pensamientos conscientes de quien escribe.

Gracias a ella he podido escribir y publicar la mayoría de mis escritos, además de algunos de mis libros que también contienen gran parte de ellos a través de este medio.

Entiendo que muchas personas escépticas necesiten pruebas físicas para creer; sin embargo por razones que no entendemos, así ha sido desde el principio.

Está más que demostrado a través de la historia los innumerables casos de personas que reciben o han recibido multitud de avisos, mensajes o guías para que la humanidad pudiera crecer y madurar hasta alcanzar la posibilidad de ser testigo de un cambio radical de nuestras sociedades en distintas eras del tiempo. Allí están las pruebas físicas de que ellos han estado desde siempre interaccionando de forma directa o indirecta con la humanidad para ayudarla a crecer. Ejemplos hay más que suficientes, sin embargo a pesar de todas las pruebas aún existen personas que siguen negandolas.

En algo hemos cambiado y es que gracias a todas esas experiencias de la humanidad; hoy ya no te crucifican o te queman en la hoguera; eso me tranquiliza bastante aunque aún así muchas veces me asaltan los miedos de ser mal interpretado o juzgado de forma errónea; como así ha ocurrido en algunas de mis publicaciones o conferencias que he hecho últimamente.

En base a éso es que decidí escribir explicando según mi punto de vista y gracias a todo lo experimentado; responder algunas de las dudas o incógnitas del porqué…

¿Si es que existen? ¿Porqué no se han presentado, descendiendo sus naves y diciendo “Hola somos nosotros los extraterrestres nos reciben?…

Es sencillo de imaginar el porqué. Ellos como dije siempre han estado, por lo tanto en la antigüedad era mucho más fácil para ellos el poder dejarse ver e interactuar con esas civilizaciones, No existían medios ni herramientas para oponerse y los aceptaban como dioses o semidioses, así les permitieron enseñarnos e instruirnos en infinidad de adelantos para nuestra mejor subsistencia; sin embargo hoy en nuestros días es más complicado ya que saben que los gobiernos del mundo poseen infinidad de armas y muchos más miedos que antes.

Porque las personas han evolucionado y tienen mayor consciencia de los que los rodea; por tanto las armas mas peligrosas para ellos, no son las armas de guerra que poseemos, sino el miedo a un cambio radical; es allí donde radica el principal motivo del porque aún no se han presentado.

Ellos saben que millones ya están preparados, pero lamentablemente ésta sociedad fundada en el miedo es la principal causa del retraso del gran cambio.

El mundo del revés, es gobernado por personas obtusas, con poca consciencia medio ambiental, espiritual y negativamente impiden nuestro crecimiento.

Ellos ponen trabas y coartan constantemente los avances impidiendo que la mayoría pueda soltar la amarras del miedo y se atrevan a revelarse a las leyes preestablecidas por el hombre; esos hombres que inventaron la mayoría de ellas para protegerse de la masa y aislarse acaparando los mayores medios económicos y políticos dejando sin respaldo a la gran mayoría del pueblo.

Hasta que no haya consciencia mayoritaria de que el poder nunca fue de ellos, sino que fue creado con fines únicamente egoístas y codicia sin límites.

Estamos cerca y ellos, los extraterrestres saben todo esto; pero también saben que depende solo de nosotros el decir “Basta” Tomar las riendas de nuestras vidas y nuestro glorioso destino; porque más tarde o más temprano llegará inexorablemente.

Cuanto más cerca estás de la verdad, más fuertes son los obstáculos que se nos ponen, eso debe ser nuestro faro y nuestro único propósito; comenzar a cambiar de verdad sin engaños ni mentiras.

¿Como ven? No engañamos a nadie más que a nosotros mismos y el hombre ya está más que harto de todo esto, está en nuestras manos el cambio definitivo para vivir una vida digna y honorable.

Mensaje recibido de mi libro “Mi amigo eterno”

Comienza a ver el mundo, con un amor especial; empezar a querernos a nosotros mismos para así poder querer tanto o más a los demás. A medida de que vayamos aceptando de que necesitamos de todos los que nos rodean para concretar las cosas más hermosas, jamás soñadas alguna vez y así se te harán realidad.”

Palabras que ha magia saben

“Palabras que ha magia saben”

Mañana sabrán quién fue… Poco después de los hechos; asombrados ojos los recorren insistiendo en que la magia no existe y que nadie es capaz de hallarla.

Pero yo te digo que merecen estar inquietos y deambulando por las calles que deshonras cubren con alfombras, pero no nace de aquí el derecho , ni pierden opiniones los pájaros que vuelan libres por encima de ellos. Los que saben, decidles que mienten, que ya no les creemos , que están empecinados en cambiar las cosas pero que ya nadie puede detenerlos; los ángeles que bajen serán

en cierto tiempo despojados de los vientos que nacen de las alturas pero que permanecieron quietos.

Ahora ya lo saben y niegan el encuentro, pertinaces en las sombras pisotearon sus derechos y limpiaron con la sangre de inocentes las penurias de los cielos.

Aunque nadie lo recuerde, aunque miren con despecho, por eso llevar mi nombre no les da tantos derechos a cambiar, para ofrendarles mis más profundos secretos, que lastimaron en balde y sujetaron los ecos de las alas que volaban por encima de los techos; no pronuncies más mi nombre si no os portasteis derechos.

Os mostraré que mis alas no son hechas de deshechos, sino que son de alabastro fino y de perfumes de aromas que aún nadie sabe como los he hecho.

Quédate siendo mi hombre, súbete tú a los techos y alza a mí tu mirada; que ya te vi antes de éso, por eso quiero anunciarte que si sigues adelante, en tu pecho pondré flores de alondras y despegarás de tu lecho , no pienses que miento al dar mis palabras, que sí es verdad que te he hecho, no fue por verte sufrir ni por reír de tus hechos, solo te pido una cosa…

Vente conmigo una noche a descubrir los cielos que sin fin yo he hecho , perderás hasta tu aliento asombrado y sin derecho te regalo mi morada que aún a ti no te he hecho. JP. febrero 2019

Dirige al norte tu navío

Dirige al norte tu navío

Volver a arroparme en mis letras, sentirte cerca pero tan lejos, hace que me obligue a llamarte y decirte que naces del brillo de tus ojos, de los destellos de las estrellas, en las paradas que hace el agua al caer desde lo alto.

Sobrepasaste el hemisferio olímpico y posaste tus manos arriba de ellos, no tomaste tu tiempo para observar que eran enlaces directos al cielo y encontrarte en una terraza alta sin subirte primero por las escaleras, es algo que marea a más de uno; sin embargo aquí estas incluyendo en tus días a los hombres bellos, en los ángeles de la tierra.

La dulcedumbre embriaga a quién conecta con lo etéreo y magnifica aún más nuestras almas; sobre lo bello no reclamo ni por seres ni por causas, solo reclamo que percibas, que estés atento, que mires sin pestañear desde dentro y hacia afuera, haz virar el barco encausando el rumbo al norte esencial del destino magnífico, en vez de soltar el timón y estrellarte en las rocas traicioneras de las costas malignas y ponzoñosas de la ignorancia. JP. 2019

Lo que desde siempre es

Lo que desde siempre es

Para mi ha llegado la hora de partir, simplemente dejarse llevar hacia el otro lado, la página siguiente; la historia de la totalidad de tu historia, ser en ella haber sido y ser en el futuro, estoy listo…

Lo que puedes hacer aquí ya está hecho y lo que viene nace del mismo centro del comienzo; donde partiste una vez para regresar más tarde… De éso se trata la vida, la existencia, la trayectoria que fue impulsada desde el primer instante donde todo nació y así como una onda creada al caer una piedra sobre el agua de un lago así te expandiste y lo seguirás haciendo hacia afuera formando un radio cada vez más grande y amplio. Lo que ocurrió contigo le ocurre a todos y por supuesto todos regresamos a ése centro primero.

Para alcanzar la paz infinita no es necesario haber pasado por la mala fortuna, ni haber nacido sin quebrantos tampoco, solo que has nacido para engendrar desde dentro un caudal infinito del axial vuelo; sobre todas las formas posibles alcanzaremos los astros, volveremos a ser estrellas y luego galaxias y más tarde engendraremos polvo cósmico que nos conectará con los extremos del borde de este universo y al contactar con otros universos nos multiplicaremos en más y más universos hasta llegar al borde del umbral de lo sagrado hasta que por fin nos fundiremos en uno solo con lo que yace y es desde siempre.

La muerte es una palabra que hemos creado para describir de alguna manera lo que en realidad significa; morir no es algo que exista ni tiene significado real, puesto que la verdad es que nunca dejaste de cambiar y nunca será el final de nada, solo es un cambio de atmósfera, una puerta que se abre cuando estamos listos para pasar a la siguiente. Así de fácil, así de simple y así de oportuno y maravilloso; gracias que así sea. Gracias. JP.

Como agua clara

Como agua clara

Agua clara que baja de las montañas de picos nevados, descendiendo hasta los valles y sembrando hierba verde y flores silvestres de bellos colores. Es lo mismo en las palabras, pueden transformar todo el entorno, incluso puedes mejorar la claridad alumbrándolas en una mágica poesía de realidad etérea pero consistente, conociéndote en registros antiguos y olvidados, nada se ha perdido todo sigue intacto; no hay materia más perfecta que la que conforman vuestros cuerpos, ni cuidados más detallados. No dejarán de brotar nunca las palabras que siembran , ni quedarán rincones sin sus virtudes, incluso allí donde nadie más espera, este agua de vida llegará tarde o temprano; y allí volverá a generarse el milagro que dicta que sois, son y serán el milagro más grande del mundo. 28 junio 2019