Leer ahora: “Reflexión disipada”

Estreno: Reflexión disipada

Aunque sean tareas pequeñas, aunque no sepas bien por donde ir, seguirás adelante, antes de quedarte sentado sin hacer nada, levántalos dirígete a ellos y llámales a pensar, a oír su propia voz interior.

Recuérdales que sirven todos sus actos y que nada queda impune. Solvéntate en mis manos, rechaza el núcleo de lo no osado. Parientes que miran alrededor de ellos y solo ven existencias vagas; recluta los mundos etéreos y muéstralos, maridos y esposas renuncian a calmar sus nervios y persisten en las exigencias que la sociedad les impone.

Participa en los enclaves del ostracismo y reparte obras que puedan ser vistas por aquellos que no las conocen, que respiran hondo y mezclan cosas en balde resistiéndose de mirarse dentro de su propio ser.

Mar y tierra existen desde siempre y los vastos océanos reclaman sus costas ahora atestadas de mansiones y circos encumbrados por los vacíos que llenan de sus perfumes exóticos y de sus tareas denigrantes a sus empleados, esclavizándolos en infames faenas que desintegran sus almas; sus obscenas voces, sus flacos recelos, sus emociones calmadas con alcoholes y marionetas pagadas.

Solsticio de verano que deslumbra con sus noches de liturgias y desmanes, haciendo que cada uno perdure sus horas sin acabar de encontrar más que parla sin sentido y vacía de contenidos, por esos cómodos rincones que descubren destinos ocultos de intereses mezquinos y no sienten paz ni felicidad verdaderas, solo resoplan cantos y pertinaces ahogan sus penas apoyándose en los demás como ellos.

Pobres infelices sin fe ni esperanza, relinchan como caballos con la llegada de los viernes para soltar sus riendas y cabalgar sin control hasta que las ansias caigan exhaustas de derroches y de fatídicos despertares al nuevo sol.

Ya no son solo los jóvenes como casi todos antes lo hemos hecho; ahora van descalzos sin valores rescatables y su labor es desquiciar el orden y los bellos actos. Pues su dolor y vacío es tan hondo que solo quieren vengarse de los que alquilan sus lechos; perdidos entre las sábanas que gastadas de refriegas y sin ánimos de ofender, les reclaman.

¿Dónde está el amor?¿Cuando verás el amanecer dorado por el que todos lloran desesperados e imploran a oscuras mientras sus almas se han vuelto piedra?

La libertad manifiesta no es más que otra parodia vestida de fiesta, con los tacones altos, con los trajes encajados y el perfume que molesta.

La libertad es ésa que llevas dentro y que no abres la puerta a nadie por si alguno la revienta.

Lástima…Nos perdemos la vida en busca de ella y solo cuando te entregas despojado la encuentras entre tus zapatillas viejas. JP.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s