“Como un hámster en la rueda”

“Como un hámster en la rueda”

Apabullados y estrechos caminos recorridos entre la luz y la oscuridad, cada día recorro el sendero de esta vida esperando servirme de lo mejor de ella, descubrir que lo bello esta siempre dispuesto a nuestros pies y sobre nuestras cabezas.

Aunque no puedo negar que cuesta mucho sostenerse en lo hermoso si ves también lo vano e inútil del recelo y la negación de muchos que no quieren cambiar lo trágico por lo excelso. Intento desnudar humildemente lo simple y bello de nuestra existencia.

Foto de Amanda Cottrell en Pexels

Palpar la realidad es duro para todos de una u otra forma pero a la vez el estar aquí no deja de sorprender que lo que es sabido no siempre es comprendido con el uso correcto del camino a seguir , sabiendo que algo no funciona como debiera para el hombre y que solo provoca dolor y pena, injusticia y desorden.

Aún con todo esto sigamos subidos a esta rueda de hámster corriendo sin parar; sin sentido ni esperanza de llegar a donde sea que queramos llegar, solo con la ilusión de que al llegar no sentaremos a descansar y tomar aliento para sentir la paz y la satisfacción de estar en vivos.

No vale la pena vivir para subsistir, no importa si tienes o no cambio en monedas en los bolsillos o si te sobra tanto que las ratas se comen los billetes en tu almacén.

Porque no es el fin del hombre parafernalia, sino que es imperioso desechar lo inútil de las cargas que llevamos encima. Caminar sin sobrepeso, restaurar tu mirada con solo mirar tu sonrisa pura o al admirar en la mañana el sol que se levanta.

Esto es la verdad, no nos engañan con caretas de pintadas sonrisas, ni nos ponen un foco de luz eléctrica incandescente en el horizonte; porque sabemos distinguir sin dudas que son verdaderos el sol y tu sonrisa de alma sin reservas.

Cuanto nos perdemos, cuantos momentos únicos y maravillosos nos pasamos de largo con excusas por no sentir.

“Sentir” Como si al hacerlo fuera pecado o nos transforma en débiles seres. ¿Qué tiene de malo llorar de pena o soledad o de dolor por una pérdida?¿Es eso debilidad?…

No nos es permitido mostrarnos porque hay que aparentar.

¿Con qué fin, cuál es el sentido práctico de ello?

Aún siendo conscientes de esto, hay que mostrarse fuerte, ponerse cachas, maquillar los surcos del dolor en la piel, secar las lágrimas y sonreír sin ganas porque es lo que les jode al otro.

Cada uno en su rincón con su osito de peluche estrujado entre los dedos de una mano, y con la espada en la otra; esperamos que nos quieran que nos acepten, que nos amen.

Al final es solo eso lo que somos, seres de carne y huesos, pero con un alma por descubrir y un poder de amor inmensurable que despierta si tú deseas tanto como yo dejar la espada y abrir los brazos dispuestos a entregar nuestro mejor y más puro deseo.

Amar sin darle freno. JP.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s