Destino final del ser humano

Destino final del ser humano

El destino final del ser humano: No es la muerte porque el cuerpo que queda se transforma en otros organismos y los nutrientes vuelven a la tierra; es decir que el cuerpo seguirá existiendo en otras formas. No muere se transforma.

http://Foto de Pixabay en Pexels

El espíritu sin embargo seguirá existiendo como antes era saliendo de su embalaje volverá al éter y seguirá viviendo en otras formas de energía con otros fines y cometidos, no robará espacio ni será un mártir, simplemente será libre para hacer su tarea en otros planos y dimensiones, es decir que como bien dijo el francés Antoine-Laurent de Lavoisier :

“En la naturaleza nada se pierde y todo se transforma”.
Por lo tanto el ser humano no muere ni morirá, porque es una creación eterna.

Si tomáramos en cuenta esto que parece no tener importancia, ni cuenta para los que aún pisamos este suelo resulta ser irónico; si tomamos consciencia de lo que significa que el “Ser” Es la eternidad.

Creo que muchos tomamos de allí la idea de que al acaparar o apoderarse de cuantos bienes seamos capaces de amontonar, seguiremos estando aquí eternamente. Como sabemos, todos debemos partir en algún momento aunque muchos se resistan a verlo o aceptarlo no hay otro camino que ese.

La vida, nuestra vida es un regalo aunque a muchos no les guste y la reciban como ese jersey que nos regala la abuela para navidad y que nos parece ridículo pero que debemos aceptar por no hacerle a ella un feo.

Disfrutar de la vida no significa que tengas mucho dinero para gastar, ni que salgas cada día a comer fuera, ni lujosa ropa, ni perfumes caros, ni mansiones ostentosas ni vivir de fiesta en fiesta ni nada de eso, porque soy testigo y muchos lo ven como yo, que ninguno de ellos son felices ni disfrutan del placer de la vida con todas estas cosas; debe haber excepciones como en todo, pero la gran mayoría no lo es aunque sonrían a las cámaras o tengan que vestir impecablemente o peinados de peluquería, o paseando con sus super coches. Todos ellos sin ser conscientes intentan llenar un espacio vacío y creen firmemente que con más cosas llenarán sus almas; por eso su hambre insaciable y su codicia no tienen fin.
Que agotamiento vivir así…

La vida real es la que atesoras en esos momentos mágicos que se dan sin más, puede ser cualquier circunstancia pero no tiene que ver con lo material; un abrazo espontáneo de tu pequeño hijo, la sonrisa de tu abuela al verte llegar, o que alguien se detenga a ayudarte en una noche de tormenta en plena carretera porque tienes un parche o de pronto te quedas observando unos gorriones como se esmeran en reparar su nido, correr por la playa a solas y encontrarte con que eres simplemente consciente de tu poder de libertad, caminar descalzo por la hierba fresca en verano o disfrutar de un atardecer increíble de colores únicos e irrepetibles o abandonarte boca arriba flotando sobre el mar cálido.

La vida es plenitud, felicidad, dicha y disfrute. Hemos caído en el espejismo del dolor y sacrifico, no sabemos o no conocemos la verdadera razón de existir.

Palparte desde la cabeza a los pies, abrazate y cierra los ojos; eso eres tú. Tu eres el universo, lo que da importancia y valor a las cosas que hay dentro y fuera sin ti nada existiría porque formas parte de un todo y si estás dentro es que tienes el deber y el derecho a existir, no hay errores, nadie existe por casualidad.

Nadie más que tu sabe lo que siente tu corazón con las cosas más simples y sencillas que te emocionan; solo tú eres capaz de amarte como nadie, pero también tienes la capacidad de odiarte tanto como para llegar a auto destruirte.

Piensa por un instante y repite: Comienzo a amarme y a aceptarme tal y como soy, los errores cometidos solo fueron mi enseñanza, perdónate y a partir de ahora me comprometo a vivir desde el amor puro que soy.

Soy la poesía de la vida, el romance que da sentido a todo, lo real es la perfección y yo soy perfecto, es tiempo de disfrute y de goce; me regalaré mimos y cuidados a mi mismo.

Cuando sienta ese estado podré dar parte de este amor a alguien más porque me sobra, me rebasa los límites y me invita a entregarlo a alguien más, da igual a quienes si lo sientes entrégalo, sea una mascota, una pareja, un amigo, un árbol o solamente ama por dentro con tu mirada todo lo hermoso que sientes disfrutado al ver actos maravillosos de amor. Sé feliz ahora no temas nada porque eres vida hecha humano. Por lo tanto “Eres eterno” JP.

(Antoine-Laurent de Lavoisier) (París, 26 agosto de 1743 – 8 de mayo de 1794) fue un químico, biólogo y economista francés. Considerado el «padre de la química moderna»1​ por sus estudios sobre la oxidación de los cuerpos, el fenómeno de la respiración animal, el análisis del aire, la ley de conservación de la masa o ley Lomonósov-Lavoisier,2​ la teoría calórica, la combustión y sus estudios sobre la fotosíntesis. combustión y sus estudios sobre la fotosíntesis.

Un comentario en “Destino final del ser humano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s