Un año sin invierno


Afronte mi nuez y salí a buscar mis nuevos pasos con la esperanza de encontrarme ; sin querer salí despacio y sin ruidos de la vieja casa donde dormía desde eras ; sospeche que sería duro , pero el error de creer que sirven los errores para no volver a caer es siempre presto . Siempre sorprende la vida y nunca estas preparado para sus caprichos.

Pase raudo hacia el antiguo continente por donde duermen los ángeles y desaparecí por años .

Arriesgarse a ser, no es fácil para nadie y menos aún si eres de los que solo saben poner letras acomodadas o un poco de pintura en un lienzo o inmortalizar una escena con mi cámara de fotos; todo renace en cada aurora y siempre es bello poder vivirlo y sentirlo, por eso pase de golpe por la historia, me situé en un paraje tranquilo y me puse a vivir ; nada mas y nada menos.

Acompañado y querido , sin reclamos ni reproches, donde ser es natural y nadie pide las cartas que no llegan; solo en las noches de espera de incertidumbre y nostalgia ; aprendí que no importa , que todo aunque no lo entiendas está bien.

Recupere mis espacios y mis sueños perdidos, establecí las reglas que son ninguna y pensé en el regreso,solo pensé; algún día lo haré  cuando todo se calme , cuando todo esté claro cuando las luces que encandilan  bajen sus brillos y dejen ver, los que  de ciertos deseos sinceros te esperan ver regresar de nuevo.

Esos seres que un día abrazastes, los puros del alma que solo sienten paz cuando te acercas y  no hay reclamos insalvables , ni rencores escondidos que uno no pueda curar con muchos besos , con muchos mimos y mucho amor.

Casualmente son ellos mis hijos , los que sienten claramente la emoción y el ser vivo , ver llegar a sus ojos y su sangre , nutrir a sus almas y sus cuerpos , recuperar todas las horas perdidas en un suspiro espontáneo; ahora estamos juntos ¿Que importa ?

Si las agujas del reloj fueron muy drásticas y veloces  y corrían por las calles, si los lugares que juntos vimos y los paisajes queridos no nos vieron pasar en mucho tiempo.¿ Que importa ya?.

Vivo hoy un año sin invierno, todo es cálido y afable, nutrido de cariño y nutriendo con todo lo que tengo, sin reparos ni entresijos, solos en un mundo que juntos hemos creado, donde no existen las normas y lo único que nos guía es el amor que brilla en las sonrisas en los lloros y la emoción de ser quienes somos y que siempre seremos yo vuestro padre y vosotros mis amados hijos y éste mi año sin invierno.

31 Enero 2016                    JP.

 

Anuncios