He venido, con tu permiso…

Ondular el viento acariciar los pájaros en vuelo, zozobrar las olas caminando sobre ellas, espantar los monstruos del apocalipsis entre lágrimas dulces y nuevas.

Perdonar es que hace me sienta renovado en las cosas; permanecer dormido tanto tiempo, no es bueno para nadie y más aun habiendo tantas cosas  por ver y descubrir; por ejemplo tú que estás allí sin entablar conversación con nadie, que piensas que dices cosas que nadie sabe o que nadie oye.

Perdona pero he escuchado tu llanto en las sombras y me asomo a ver que te ocurre, si tienes ansias, si tienes miedos, si tienes hambre o sed, o si solo necesitas a alguien que sepa que estás allí.

Yo lo sé, lo siento; sé que necesitas un abrazo o un oído que te escuche y saber de que  tus palabras mudas pueden ser oídas por alguien más.

Para esto he venido a buscarte y por eso es que estoy a tu lado ahora mismo, no pienses que resalto lo que sufres, puedes también compartir conmigo tus alegrías, tus risas y tus charlas al viento.

Sabes ¿Porque? Porque estamos conectados y hechos de la misma energía, de la misma materia; igual que las estrellas que relucen en el cielo nocturno, así es, porque siempre fuimos uno, no solo estamos unidos, sino que formamos parte de la misma cosa. El Amor.

Por eso estoy aquí, porque te he escuchado quejarte que te sientes solo o sola.

Nadie puede pasar por la vida sin esperar un abrazo profundo, una risa espontánea o un dulce beso, un abrazo tierno un calor de otro ser que te envuelva.

Necesitamos estas cosas que son fundamentales para vivir la vida; sin ellas, nada somos ni seríamos capaces de ver y de creer, de sentir y de extrañar, de sentirte y de necesitar ayudarte o apoyarte o escribirte para que sanes tu alma, para que sepas que nunca estás solo que yo también existo y soy igual a ti, como tú, un hermano un clon, un par o un amigo con cuerpos separados pero con almas fundidas en el fuego eterno del gran universo existido.

Pasaron las horas de oscuridad y nada queda más que tu piel desnuda y tu alma quemada de sustos y de pérdidas.

Pero ¿Qué es la pérdida?

Como alguien dijo “En la naturaleza nada se pierde y todo se transforma”. Y así es para mí exactamente, por eso creo que nunca estás solo o sola, ni has perdido nada en absoluto, porque todo será llenado por algo más que viene y que tú y yo recibiremos como algo más grande que todos los pasos perdidos.

Créeme, solo es un espacio de tiempo muy breve, que reemplazará y velará por todos nosotros; no puedes verlo llegar y por eso te aviso que eso ya ha ocurrido y aunque aún no lo notes, o puede que sí; pero lo que importa es que es real y que ha venido para quedarse contigo y conmigo también y con todos.

Así que mi amado y  amada; si solo imaginas que está en ti también, que no necesitas de nada porque tienes todo para ser feliz ahora mismo , que esto no se perderá , ni nada de lo que necesites de verdad quedará sin cumplirse .

Consuélate y sal a fuera, vive que siempre serás tú; un ser único, irrepetible y perfecto para existir y disfrutar. Ámate y todo te amará a ti.

Todo.

Ahora te dejo, pero solo será un momento, porque siempre estaré aquí  cuando me llames como ahora lo has hecho sin llamarme. Porque tú y yo somos uno.

Un abrazo.

30 Setiembre 2015                                                                                                            JP.

Anuncios