Fido y Yaco

 
 
 
 
El perro corría agitado con su lengua afuera , detrás quedaba el poblado desde donde había partido .
Para él su meta era llegar a tiempo hasta el embarcadero , debía seguir la huella invisible de su amo a través de su olfato .
¿ Porque hoy no lo había llevado con él como cada mañana desde hacía  mas de tres años ?
¿No creía posible que se hubiese olvidado de llevarlo ésta vez ?
¿ Porque entonces se había ido sin él ?
Aún le quedaban varios kilómetros por delante ; se animó a seguir pase lo que pase y siguió corriendo a todo lo que sus patas daban de sí .
Al llegar hasta la costa se detuvo de pronto ; recorrió el embarcadero con su mirada buscando ver el barco amarrado .
Pero no lograba distinguir lo entre tantas embarcaciones , así que siguió corriendo hasta el muelle y desde allí hasta el otro lado del pequeño puente de madera .
Se desesperó al encontrar el lugar de amarre de su amo , vacío ; su amo definitiva mente había partido sin él .
Cada mañana él ( Fido) y su amo Leandro , partían a pescar en las aguas profundas de la bahía de Senaloga ; al sur del Pacífico .
A Fido le encantaba jugar con las gaviotas , ladrando les y echándolas para alejarlas de la borda , también ayudaba comiéndose algún que otro pescado y luego echarse a dormir sobre cubierta en un lugar seco y cálido , no demasiado ni tan poco sol , alternaba sol y sombra de a ratos .
El barco era también su hogar y su aventura , muy pocos perros como él tienen la curiosidad osadía y valentía para navegar moviéndole al ritmo de las olas .
 
Se sintió triste y decepcionado , de hecho con su cabeza apoyada en sus patas delanteras ; mirando el océano sin esperanzas y se quedó dormido .
Fido soñó que emprendía un viaje con Leandro como siempre es su barco , y está vez se lo veía muy feliz y animado como si algo o alguien lo esperara allá en el horizonte del océano.
De pronto algo salto por los aires , elevándose varios metros del agua ; se quedó duro sin reaccionar ante la sorpresa que dibujaba en el aire una bonita silueta en contra del sol , una imagen que le quedaría grabada para siempre .

Era un hermoso ejemplar de delfín trompa de botella que  chillaba como saludándolos a ambos ; Leandro sonreía complacido y Fido al ver su reacción comenzó a ladrar y saltar contento , comprendiendo que no había peligro en ese bello animal que saltaba y jugaba alrededor del barco .
Fido corrió a popa y espero en el borde de la plataforma , en una maniobra de Leandro , el barco viró y Fido salió despedido hacia el mar.
Al caer al agua sintió pánico y ni siquiera podía labrar porque tragaba agua ; recordó que en esas aguas hay animales peligrosos llamados tiburones , es lo que el recordaba en ese momento ; cuando vio venir hacia él a gran velocidad , una aleta que sobresalía de la superficie , instintivamente supo que era uno de esos tiburones , pero no podía hacer otra cosa que seguir nadando hacia el barco que se alejaba con su amo ignorando que él había caído al agua .
Cuando la aleta estaba a unos tres metros , asomó la cabeza del animal con su boca abierta llena de grandes dientes en punta ; supo que era el final y cerró los ojos .
Se escuchó un golpe seco y al abrirlos , vio que el delfín había golpeado un costado del tiburón desplazándolo casi un metro ; seguida mente vio como el tiburón se alejaba mar  adentro .
Sintió apoyar sus patas en algo sólido y se quedó quieto agarrándose al objeto , que no era otra cosa que el delfín que lo alzaba desde abajo hasta asomar su trompa mientras chillaba como diciendo .Soy yo no temas , te llevaré hasta el barco ; así aferrado a su lomo y muerto de miedo pero con muchas ansias de que siguiera así hasta alcanzar la seguridad de su hogar en el barco .
El delfín lo dejó sobre la plataforma y Fido estaba tan feliz que se sacudió el agua y lo saludaba con su pata , mientras el delfín parecía sonreír le , saltando hacia atrás y haciendo cabriolas sobre el agua .
 
 
Despertó con la sirena de un barco que llegaba ; y recordó porque estaba allí , salió corriendo por el muelle mirando impaciente , cuando vio que era Leandro que volvía con su barco hacia el puerto.
 
Apenas atracó , Fido saltó a bordo y fue hasta él , su amo sonreía entusiasmado de verlo y le dijo .
Amigo mio ¿Me esperabas ?
He tenido que dejarte , porque me hicieron un encargo especial ; debía ir en busca de un delfín muy especial y traerlo de vuelta para el Oceanofráfico ; lo tengo aquí mira Fido .
Fido se asomó hasta la batea donde lo mantenía sumergido y a salvo .
Ladró contento de ver que era el mismo que había soñado , el mismo amigo que le salvó la vida en su sueño . (Yaco ) Asomo su cabeza chirriando , parecía reconocer a Fido .
Fido , te presento a Yaco el delfín del Oceanográfico . Es un delfín entrenado que vive en el océano y de vez en cuando lo traen de nuevo para rescatar información importante de su chip integrado . Así las personas sabemos mas de ellos y de sus costumbres y sus hábitat , podemos saber donde a estado y sacamos todos sus datos , luego de unos días lo devuelven al mar , Yaco es amigo de las personas y le gusta mucho la gente , especialmente los niños , esta acostumbrado a verlos y jugar con ellos , incluso los lleva en su lomo de paseo por el agua .
 
A los pocos días , Leandro le dice : Fido , hoy es un día especial , iremos a ver a tu nuevo amiguito Yaco ¿ Quieres venir ? . No hizo falta decir mas , de un salto subió a la furgoneta de su amo y juntos parieron hasta el Parque acuático y de investigación oceanográfica .
Fido estaba impaciente por volver a ver a Yaco y al verlo nadar en una gran piscina con agua cristalina sintió el impulso de estar con él . Tomó impulso desde la plataforma y saltó al agua , inmediata mente Yaco vino hasta él y al verle se sumergió debajo de él y lo apoyo en su lomo , así Fido quedó completa mente fuera del agua , ambos pasearon varias veces por la gran piscina , mientras Fido en sus cuatro patas parado , ladraba feliz sobre Yaco , su sueño se había cumplido .
 
 
19 Agosto ´14                                              Juli8 Perdriel
 

  

Anuncios