Tome de ti

1146428_10151830115046011_1009537664_o

 

Tome de ti el asombro , tome de ti la risa , tome de ti las pausas y también tome de ti las frases , que me ayudaron a expresarme y a decir con palabras lo que mi corazón siente mientras late por dentro , mi sangre reacciona a lo que de ti he tomado y he leído de ti muchas cosas , que me llenaron de fe y de algunas confusiones también , porque no se oye clara tu voz cuando mis oídos no apuntan donde deben y distorsionan las voces que oye ; por eso muchas veces me he equivocado ; unas por no oír bien y otras por no querer oírlas ; pero no está mal que eso suceda a veces , pues no vive el hombre solo de lo que dicen , ni hace de acuerdo a lo que enseñas ; muchas cosas por mi cuenta he probado y muchas mas haré sin escucharte ; pero al final de cada día y cuando llega la calma , estás conmigo dando tu amor y compañía , dando permiso de ser lo que desee y haciendo honor a lo que te honra ; la voz no nace de los labios , la voz resuena desde tu alma cuando conoces que has oído a quien te llama ; partes de nobles ciervos que caminan por el mundo , llevan en sus oídos esas voces y también hay otros que nada de ellas quieren oír . Aunque tu te gastes en hablarles , no oyen mas que sus lisonjas o sus orgullos sirven de tapones , no hay nada que tu puedas hacer y sin mas te retiras a esperar dentro del alma .

Cuando la noche llega inesperada y los hombres grandes te reprochan , no finges no oír lo que reclaman , simplemente devuelves tu mirada , con el amor mas puro que tu hallas y con la voz mas dulce que te salga , porque todos somos hombres de tu tierra ; todos hermanos en memoria , pero nunca supimos abrazarnos , sin esperar a cambio a quien nos daba ; no hemos sido generosos y por el contrario de mucho orgullo somos sombras , para que tu nos hables de otras cosas y nos recuerdes que siempre sirves al amor a todas horas , no hay montañas y solo valles , donde reboten la voz que tu regalas ; porque tu si que nos oyes y no te escondes , solamente que nosotros no ponemos nuestro oído a los vientos que silbando pasan por la borda ; tomar de ti lo que nos hablas y entender al fin lo que tu callas . Para sanear en mi , mi propia sombra , para quitar de aquí lo que nos daña ; para oír de ti solo lo que calma y sentir en mi , tu voz muy clara , debo sanear en mi las propias sombras , que me invente mientras tu voz llegaba .

535510_10151502228826011_1541136452_n

16 Julio 014                                                            Juli8 Perdriel

Anuncios