Así encaras el cielo

1175013_10151685649529023_99148306_n

Así encaras el cielo , con tus ojos llenos de esperanzas y nuevos aires , desplegadas tus alas de ángel: Sibarita de útiles hojas de doble cara escritas entre tus nobles horas , en que privas de luz a tu sangre , entre sollozos te he visto la otra noche y no sellaste el orden de entrada . Dejaste de servirme y entregaste mi orden a otros ¿ Para que ? Siempre te he llevado en mis hombros , y he pensado si te hacían bien mis cariños , porque no tuve la fortuna de ver tu cara de sonrisas plenas , sino mas bien tu voz callada y entre las sombras de nubes grises y apagadas las voces de tus obras . ¿ Piensas que ya no sirve acaso el hambre que sientes ? Si te llevas algo a la boca ya no sigues desplegando tu cofres de vergüenzas ajenas , ya que te has puesto a servirles ¿ Porque no nacen en ti mis abrazos plenos de gloria? Y así tu pócima dulce , sorbas en tus labios de ansias diferentes a las nuestras . ¿ Para que te has llevado entonces el esfuerzo de calmar los hombres ? Sin nadie que te aclare , donde los hombres calmen su sed de estudios y limpien de armas los lúgubres y sordas discordias .
Nadie te escucha decirles que falta tiempo en la tierra para llenarse de alegrías y limen sus partes diferentes , en que nadie puede discernir claramente quién será el que mas logre establecer claras ordenes dispuestas para ellos . Los que saben quienes vienen , pueden decirte que nunca antes has estado tan cerca de servirles , sin embargo , no puedes llevarles el pliego de condiciones que deberán afrontar si quieren seguir mi voz que es nueva para ellos .
Los que surcan los mares de estrellas y limpian el aire de impurezas prefieren esperar que lleven algas desecadas al estanque y limpien de peces sus estudios sobrios y nieguen el escaso poder que les aguarda al que niegue mi casa .
Pero tu no puedes estrellar las cortes de silencios parias , porque lleno estas de mis memorias y ni en ti he puesto yo mis armas , solo te he dado una estela para que limpies de fines ilusorios , sino están aquí conmigo , porque no eres hombre como pocos , sino hombre que sirve al de muchos otros ; niños espantados del desánimo y del poder mezquino del desastre , perdidos están entre las cargas de los odios y disponen su barco a llevar peces que no comen ellos , sino que los llevan a vender y después los tiran en cosas inútiles y cosas que sobran y no alimentan lo esencial que es el amor verdadero .

Entrega total 5 -1-14

 Parte de mis horas las dedico a tenerte en mis brazos cuando nadie te abrace y sean tuyos los dolores de tus sueños hartos del desamor  –

– 24 Enero 2014 Juli8 Perdriel

Anuncios