Historia e improvisación automática de un relato creado por mi mente y dejandome llevar por ella .

Experimentando con mi imaginación : Hoy 10 Enero 2014 -Hora 11,00 am. (Horario Madrid ).

Lushnjë - albania

Alejandro ; Ale para los amigos , era un chico de veinte años y mucha energía , deportista y amante de los deportes de riesgo , parapente , paracaidísmo , escalada , moto cross , surf ; en fin no podía estar quieto y se embarcaba en todo cuanto implicara algo de riesgo y adrenalina .

Repetía una y otra vez y cada vez que tenía oportunidad , su intención de bucear en la costa de Pernadez , un sitio escabroso y de difícil acceso , por donde para llegar a su pequeña cala ; había que descender casi treinta metros , haciendo rápel . Para los que no lo conocen , es un deporte de riesgo , donde te cuelgas literalmente desde un pequeño amarre y te dejar caer poco a poco con un sistema de cuerdas y de mosquetes que te mantienen sujeto al arnés y así puedes tanto subir como bajar por paredes verticales de roca o montaña .

Una vez en la pequeña playa de unos veinte metros de ancho ; bajar todo el equipo y prepararlo todo en pocos minutos , para luego volver a colgar el resto sobre la pared vertical a unos diez metros de altura ; ya que la marea subia de golpe sobre el mediodía y alcanzaba los siete metros sobre la pared ; por lo tanto debía llegar muy temprano bajar cambiarse de ropa , ponerse todo el equipo de buceo y luego atar todo bien y de nuevo volverlo a subir y dejarlo pendiendo hasta su regreso ; según sus cálculos todo este ejercicio le llevaría un par de horas ; luego tendría algo mas de una hora de buceo , antes de cambiar sus tanques de oxígeno ; luego tendría que volver a subir y colgarse de la cuerda que dejaría pendiendo con una anclaje sobre la playa para mantenerla fija y sin moverse con el oleaje ; allí debía colocarse el arnés nuevamente , luego atar el equipo de buceo nuevamente a la cuerda y volver a ascender hasta la cima y una vez allí izár el equipo de buceo para recuperarlo .

El fin de semana llegó e invito a Jóse y Marta , amigos de aventuras ; a que lo acompañaran hasta la pequeña cala .

Sus amigos lo conocían bien y confiaban en pasarla bien junto a Ale , porque siempre se metía en líos y eso les divertía mucho ; así que los tres subieron a la furgoneta de Ale y se fueron muy temprano , aún no había amanecido cuando partieron de la pequeña localidad de Simtra , en el lado oriental la región de Lushnjë (Albania ).

Continúa …

Juli8 Perdriel

Anuncios