La batalla es contigo mismo

La batalla es contigo mismo

Descargando emociones sobre el papel restablezco mi compilado de memorias no sé de donde vienen, pero están ahí ahora que quiebro los roles y sé que pertenezco a mis antepasados, no sirven mis espadas sin tener en cuenta mis ancestros, ellos llevaron la lucha de enfrentarse a lo desconocido, levantaron las copas de la victoria, pero también lloraron las derrotas.

Foto de Anna Rye en Pexels

Somos hijos de aquellos que llevaron altas las frentes y no miraron de reojo al enemigo, sostuvieron varios años sus renuncias al despojo de los muertos que antes habían caído por ellos, para no renunciar a dejar sus memorias en el olvido decidieron empezar desde cero.

Los acontecimientos se sucedieron y así al final todos murieron aunque  nadie dejó de luchar por sus ideales, algo más grande llevaban encima que sus propias armas, eran las fuerzas que miles de años anteriores que empujaban hacia el frente y sin dudar, comprendieron su esencia y eso les dio motivos suficientes como para no renunciar aunque la tarea era dura y no cambiaría mucho las cosas, pero ellos siguieron intentando hasta el final.

La lucha no ha terminado y hoy las armas son diferentes, más sofisticadas, pero menos auténticas, trampas y traiciones a cada paso, no se respetan ni ellos mismos, por lo tanto, vale todo y lo único que importa es ganar sea con engaños o sin ellos.

Existe una obra pura diferente a todo lo creado, las almas se reconocen en el éter y deciden enfrentarse al deterioro del humano, no quieren verles caer ni callar las faltas; todo debe salir a la luz antes de quedar libres de pecados.

El pecado más común y numeroso es… No saber amarse y, por lo tanto, es casi imposible a través de unas pocas palabras convencerles de que existen otros colores más hermosos, otros sentidos más de los que usamos, otras miradas más profundas y estados de consciencia traspasando nuestra dimensión.
Es posible llegar a ellos, ya que todos portamos en nuestro interior la capacidad de hacerlo; pero para lograrlo primero debes creer y luego podrás alcanzarlos.

Descubrirlo es descubrirse y comenzar a amarse es lo siguiente, luego de esto no hay límites ni impedimentos todo es libertad y paz infinita. JP.

«El circo Desolé j’etais a la banque»

«El circo Desolé j’etais a la banque»

fotografía : imustbedead pexels

Mientras las horas pasan restan los días de vida, las pesadas cadenas arrastran a miles de hombres al ocaso del día.

Nadie pretende vivir para siempre ¿O sí?

Resultado del enfoque que le damos a los días pretendiendo que no pasan, sistemáticamente revuelven la basura sin quitar la paja en el ojo ajeno, más pretenden un mundo nuevo.

Parientes del escaso momento de verdad enredan la soga en su cuello sin darse cuenta y limpian de lágrimas los ojos mientras se secan sus garantas.

Participan en el engranaje del sistema y siguen las voces que les dictan por donde ir. Un ciego guía a un tuerto y en las plazas se oxidan los columpios que antes brillaban de risas ingenuas.

Nada está en su sitio, los rodeos se toman por costumbre y nadie da el paso directo todo es relativo y la verdad llora en las esquinas viendo como pasan de largo las mentiras riéndoles en su cara demostrando ser ellas las que reinan sin freno.

Cada uno pronuncia un nombre y defiende su corral, pero no sienten el deseo de servir, sino de servirse y solo eso.

Para todos la ley de la naturaleza es una y algunos pocos se rehacen de las desdichas bebiendo el prana invisible del aire siempre lleno en abundancia.

Los matices desconciertan, las revelaciones se mezclan con lo vano y así resulta que nadie se escucha y todos opinamos.

No es que me siente sobre una roca a observar lo que pasa y no participe del circo, no puedo quedarme tan tranquilo viendo como unos comen a bocados el pastel que alcanza a exclusivamente unos pocos, mientras la mayoría mira detrás de los cristales babeando y deseando poder saborearlo.

Cuando un día reciba el aviso de callar lo haré sin recelo, mientras tanto digo lo que sé y lo que mi alma pide que diga. JP.

Lo que resta del día

Lo que resta del día

foto : Mati Mango en Pexels

Todos somos humanos con errores y aciertos, con defectos manías y miedos pero también con dones y cualidades únicas.

Vivimos en un mundo real según la mayoría, donde es normal las malas acciones y los delitos solo los pagan los que menos tienen, hablo de delitos y no de crímenes para diferenciarlos, ya que un crimen lo puede cometer cualquiera. Los delitos, en cambio, los comete cualquiera, pero a diferencia del crimen únicamente los pagan los que menos tienen. Ya que como todos sabemos los que más tienen poder son los que siempre salen impunes.

No cabe dudas de que este mundo es perfecto y maravilloso, provisto de todo lo necesario y más derramado en abundancia de materias para el disfrute, desarrollo y goce. Cuando despiertas y ves la naturaleza y aprecias su magnificencia te das cuenta de que nada es erróneo nada está de más, sostenido por un equilibrio natural sin estridencias ni pomposas posturas.

Simplemente, la vida es y se manifiesta en todo su poder y esplendor; si nosotros los humanos comprendiéramos de una vez que no necesitamos tantas cosas ni acumular tanto grano porque mañana brotarán de nuevo y habrá más y más.

La apariencia nos ha sectorizado, nos ha sido cercenada parte de la libertad, el miedo nos ha cortado las alas haciendo que lleguemos a creernos que no somos dignos hijos de Dios.

Cuando la realidad es que fuimos hechos para el disfrute y la plenitud de la existencia, donde cada espíritu brinde y comparta con sus semejantes la alegría y la felicidad de crear cosas para compartirlas con el mundo, facilitar nuestro desempeño y ayudar a los demás a aprovecharlas así tener tiempo para la contemplación y nuestra paz interior.

Hemos complicado las cosas, hemos generado divisiones entre nosotros hasta el punto de odiarnos y autodestruirnos, todo es culposo, todo es culpa del otro que no me deja ser, que pone trabas, que no me apoya, que no me entiende, el otro debe cambiar, el otro debe mejorar y dejarme en paz.

Solo de este modo podré vivir tranquilo y empezaré a disfrutar de la vida. Cierto que si todos cambiaran para mejor sería muy fácil para mí poder tener tranquilidad y podría empezar a disfrutar plenamente. Pero…¿Por qué no te paras y piensas? ¿Yo qué hago para que esto ocurra?¿Cómo me comporto, cómo opino sobre mis actos?¿Soy honesto conmigo mismo o soy un pusilánime permisivo?

La respuesta al porqué nuestro mundo es una batalla continua está en nosotros mismos, dentro de nuestro caparazón. Allí radican las respuestas y la solución definitiva a todos los males.

No se trata de ser un santurrón, y todos los días hacer penitencias orando a Dios para que no nos mate, o nos dé lo que necesitamos, ni ser un ingenuo que pone siempre la cabeza bajo la guillotina para que cualquiera nos corte la cabeza, ni sacarse el pan de la boca para dárselo al prójimo.

Lo único que nos hace falta es la verdad, dedicarnos a auto observarnos, reflexionando en cada paso que damos y procurando no dañar a nadie, no ensuciar, no destruir, no envidiar, no odiar, y lo principal a no mentir.

Sin esas faltas solo resta el cambio inmediato, la transformación de la sociedad no nos la da la ciencia, no nos la regala un libro, ningún genio o superdotado nos dará el cambio tan ansiado y menos aún una droga o un fármaco.

Nadie es perfecto y con esto me incluyo, únicamente se trata de ser mejor, pero no para competir, solo ser mejor contigo y con los demás; la transformación empieza simplemente observándonos y cuidando de no hacer actos malignos, solo compites contigo mismo.

Solamente estás tú y enfrente un espejo, mírate y atrévete a aceptar que la triste realidad la has creado tú y que ¿Si deseas profundamente vivir en paz y ser feliz? Deja de apuntar con el dedo y vive de frente, sé leal y sé valiente. Sé sincero y comienza a cambiar, así podrás disfrutar de una vez y para siempre lo que resta del día. JP.

PK. Numero equivocado

EXTRACTO de la película PK. Numero equivocado

Un simple y gran mensaje para la humanidad

PK. El extraterrestre

PK es un extraterrestre que llega a nuestro planeta para descubrir cómo es la vida humana, ya que somos muy parecidos en apariencia física y posee un medallón que con el puede llamar para que vengan a buscarlo cuando él lo necesite. Al llegar se encuentra desnudo porque de donde viene la gente no usa ropa, a lo lejos ve un hombre y se acerca, este hombre le roba el medallón en un arrebato. De allí comienza la historia de la búsqueda de recuperar su medallón.

Entonces decide pedir un milagro a Dios, pero no sabe cuál religión es la correcta para que por fin su pedido sea escuchado y cumplido. No entiende porqué las personas siguen a diferentes religiones para comunicarse con un mismo Dios y es por eso que se mete en problemas ya que cada religión tiene sus seguidores y fieles; cada una con sus rituales y ofrendas.

Aprende por lo que vio que para hablar con Dios se necesita dinero por lo tanto Dios es una empresa donde sus seguidores deben pagar con donaciones o comprar sus diferentes productos como estatuillas etc. para poder conectarse con él. Además deben hacer sacrificios como caminar de rodillas, rodar por el suelo, Latigarse las espaldas, ofrecerles cirios encendidos, aportar un diezmo y tantas otras tradiciones que ya conocemos. Llega a un templo donde un gurú se había hecho muy popular y rico de pronto y decide entrar.

El gurú Tapasvi en su templo: Luego de aparentemente oír la voz de Dios en su tempo profetiza a un fiel que había pedido por la sanación de su esposa enferma, que tenía que hacer un largo viaje que le tomaría ocho días en llegar luego de viajar en tren y luego en barco hasta llegar al altar de un Diosa y allí se le concedería la curación de su mujer.

PK. : lo interrumpe levantándose de su butaca y sale caminando apurado hasta el encuentro cercano del gurú y le dice – La tecnología que usted usa para comunicarse con Dios ha quedado obsoleta. Todas tus llamadas están yendo a un número incorrecto. Y quien está contestando le está tomando el pelo.

Gurú: ¿Qué intentas decir?

PK.: Todos tenemos un Dios ¿Verdad? Pues si su hijo viene a usted a pedirle ayuda… ¿Qué le diría? Le ayudaría o le diría -Ve a mi casa que está a 4000 km lejos de aquí. Y dime tu problema otra vez, entonces te ayudaré. Si fuera una verdadera llamada a Dios… le diría que ayudara a curar a su esposa. «¿Por qué me lo envías por allí buscándome?» «Un día cuando todos mueran ya vendrán a mi igualmente» «Ahora deja que pase tiempo con él.» ¿Tengo razón o no?

Puedo demostrar que es un número incorrecto. Sr. Tapasvi vuelva a llamar a Dios y pregúntele. ¿Garantiza que su esposa se pondrá bien? ¡Señor, hasta que no reciba la garantía por escrito no se vaya!. Jaggu, que es reportera le pregunta que deberían hacer la gente para comunicarse correctamente con Dios.PK : Deberían unirse y solucionar sus problemas juntos.

Jaggu: PK tiene razón. Hasta que los encargados de representar a Dios en la tierra no puedan comunicarnos con él no les pediremos ayuda. Ayudémonos entre nosotros.

El gurú decide ponerle una prueba diciendo al gentío Vayan y pregúntenle a ese PK ¿Cuál es su origen, su religión? PK. responde- Había un tiempo en que no tenía nada, no tenía casa, no tenía para comer, lloré mucho, no tenía amigos, solo tenía una cosa…Dios. Cada día pensaba que mañana sería mejor, Dios me enseñaría el camino. Estoy de acuerdo, teniendo fe en Dios se puede encontrar esperanza. Las dificultades se minimizan y se puede encontrar coraje y fuerza. Pero… Tengo una pregunta… ¿En qué Dios debería creer?…Ustedes dicen que solo hay un Dios… Yo digo ¡No! Hay dos dioses. Uno que nos ha creado a todos y otro que ustedes han creado.

No sabemos nada del Dios que nos ha creado, pero el Dios que ustedes han creado es como tú (dirigiéndose al gurú).Un mentiroso que engaña, hace falsas promesas. Dejando pasar a los ricos antes e ignorando a los pobres. Es feliz cuando lo halagan y explota el miedo de la gente. Mi número correcto es muy simple. El Dios que nos ha creado a todos; en él hay que creer. Y el Dios falso que ustedes han creado hay que destruirlo.

Responde el Supuesto gurú enviado. ¿Estás hablando de nuestro Dios y crees que me sentaré callado? Hijo… nosotros sabemos proteger a nuestro Dios.

PK. Dice ¿Y tú protegerás a Dios, tú? Este planeta es muy pequeño comparado con el universo entero. Y tú sentado en una pequeña calle de una pequeña ciudad de este pequeño planeta. Dices que protegerás a quién creó todo el universo. Dices que lo protegerás. No necesita tu protección, puede protegerse solo.

Hoy, uno de mis amigos murió tratando de ayudarme. Solo me quedó su zapato (luego de un atentado terrorista)Deja de proteger a Dios; sino en este planeta sólo quedarán los zapatos de las personas.

El Gurú dice: Un musulmán hace explotar una bomba, y un Gurú hindú está aquí sentado escuchándote. PK.: ¿Quién es hindú y quién es musulmán? ¿Si tienes una marca de nacimiento que lo indique, donde está? ¿Si tienes una marca enséñamela? Esta diferencia no la ha creado Dios, sino vosotros. Y ése es el número incorrecto más peligroso de este mundo. Que hace que la gente muera y se separe. Ese número incorrecto que usaste para mentir a los padres de Jaggu y separarla de Sarfaraz (Pakistaní) Le dijiste que Sarfaraz la engañaría. Que los musulmanes son mentirosos.

Gurú Tapasvi: ¿Y qué? Él la engañó. ¿Dónde está la mentira? Dices que la profecía que le dije a Jaggu era falsa, demuéstralo. Si no lo haces tendrás que besarme los pies y admitir delante de todos que has mentido sobre mí y además me quedaré con la joya.

PK. Puedo demostrarlo. Jaggú, Fuiste a la iglesia esperando a Sarfaraz, pero entonces apareció un niño y te entregó una carta que decía que todo había sido una equivocación y que no se casaría contigo…

Jaggú : -Si

PK. El niño se equivocó y entregó la carta a quién sostenía una canasta con un pequeño gatito que era lo que le habían dicho que hiciera. Pero el niño no te conocía y la entregó a quién sostenía el gatito. El gatito era de la otra mujer que esperaba a su prometido para casarse y te lo dio para que lo sostuvieras un momento, por eso te entregó la carta a ti que esperabas. y tú al recibir ese aviso pensaste que era de tu amado y te fuiste de prisa llorando. Luego él llegó y encontró la carta que al final decía que no intentara contactarte más y pensó que te habías arrepentido porque él era de Pakistán y tu familia hindú no lo aceptarían por motivos religiosos.

Entonces volvió a su trabajo en la embajada de Pakistán en Bélgica. Pero cada día a la misma hora llama a la oficina y pregunta si tú has llamado… Hasta hoy sigue esperando esa llamada. Llámalo y verás. -Llaman desde el plató de televisión donde ambos exponentes debatían en vivo al público, para corroborar y efectivamente así era. Aún se amaban y todo había sido un malentendido…

Si desean ver la historia completa en youtube. Título = PK

Para los orientales puede parecerles blasfemo o hereje pero más familiar a sus tradiciones, aunque para los occidentales puede que parezca una tontería o puede que no. Para mí es un ejemplo muy simple y gráfico de lo que ocurre con la humanidad. Es la raíz de todos los problemas profundos que nos hemos creado a causa del dogma y esto nos ha llevado a la división y al odio.

Esto ha sido el número equivocado para comunicarse con el único y verdadero Dios.

Comprendo que la mayoría no ha tenido la gracia de ser tocado por él y por lo tanto lo buscan por los diferentes caminos religiosos o simplemente por su cuenta y a su manera. Sin embargo existen algunas personas que si les ha ocurrido y por lo tanto saben cuál es el camino correcto de como llegar a él, han enderezado sus vidas llenando un vacío que antes tenían.

Hoy la mayoría de esas personas se dedican a mostrar un camino que los ayude a encontrarse con él.

Con la única misión de conseguir que el mundo por fin descubra la verdad y así ser libres para siempre, amándose e invitando a los demás a que lo descubran hasta conseguir al final la paz definitiva tan ansiada en nuestro mundo. JP.

«Los del club de la lucha»

Cuando uno no se tiene autoestima, no se ama y por lo tanto rechaza los embates amorosos que alguien pretenda entregarle.
Provocando sentimientos contrarios al amor, como el desprecio, o el odio.
La mayoría de los acontecimientos violentos de nuestra sociedad en general nacen de personas que no tienen o no han tenido amor en sus vidas por diferentes motivos pero no les han enseñado a valorarse a si mismos. Todos los conflictos, todas las guerras, todos los enfrentamientos entre humanos son en el fondo por los mismos motivos.
Los pequeños actos cotidianos de muestras de afecto o aceptación que forman y crean una buena imagen propia nos da la fortaleza espiritual y la consciencia para disfrutar de las cosas simples de la vida. Por lo contrario la ausencia de ello crean lo opuesto, sienten que no merecen esos sentimientos.
Por lo tanto equivocan la idea de que el amor es flojera o debilidad, entonces adoptan actitudes como de dureza, fortaleza para sobrevivir en un mundo de separación y aislamiento sentimental.
La frialdad frente a momentos de ternura o cariño, creándose corazas a veces difíciles de atravesar, hasta perderse a sí mismos. Así nacen ideales de poder a través de la fuerza porque han perdido la capacidad de seducir a otros con actos…
«Cobardes de cariño o sentimentalismo según ellos».
«Los hombres no lloran, las mujeres son débiles, los niños solo berrean, los ancianos solo molestan y son despojos, el matrimonio solo es un acuerdo de sociedad o deseo carnal».
Cuando alguien te demuestre amor en cualquiera de sus formas, sea a través de su amistad sincera o compañerismo en tu trabajo, o empatía en un encuentro, una caricia o simplemente una mirada.
Examínate y piensa ¿Qué sientes? ¿Sientes algo de lo ilustrado?¿Tienes miedo de ser rechazado?¿No te crees capaz de sostener en el tiempo un cariño constante que soporte cualquier tormenta?
¿Si es así?
No reconforta al alma pertenecer a ese…
Llamémosle «Club de la lucha»
Porque todos fuimos creados desde el amor más puro y todos merecemos recordar lo que en verdad somos.
¿Si un creador fue capaz de crear una simple flor con características únicas en color forma y aroma?
Imagina lo que un ser humano significa para él; lo valioso y apreciado que somos cada uno.
Amarse no es sencillo cuando no estás acostumbrado a dejar que tus sentimientos afloren y eso significa todos los sentimientos, no solo el sufrimiento o el dolor, también el goce y la risa. Sé consciente, sé valiente ahora, sé feliz .JP.
Foto: https://www.pexels.com/es-es/@mariapop

Haz tu parte

La hora del tiempo sin tiempo a comenzado, perdidos en las sombras permanecieron los hombres por eones de tiempo. Sin embargo. Aún nacen renuevos de las plantas, aún permanecen extinguidos los abrazos que soñaron y sin embargo te sirvo en todas las cosas que piensas; nadie sabe que ocurrirá mañana y las luces que descansan detrás de los astros volverán a cubrir la tierra donde los hombres suspiran por entender y se preguntan… 

¿Por qué no llega la aurora tan soñada?

La aurora llegará cuando despiertes del letargo en que vives sumergido.

Siempre es posible despertar y ver que nadie es capaz de crear una estancia preciosa solo para destruirla al final, si esta estancia existe así de preciosa y única no es casual y no está hecha para terminar en la ruina, sino que está hecha para soportar los embates de toda ignorancia, asedio e ínfulas de conquistas.

Sobrevive y sobrevivirá a pesar de ello y no fue conformada para permitir su derrota sino que será salvaguardada contra todo aquello que pretenda apoderarse de su faz aunque para ello deba observar como destruyen un paraíso para luego removerla y comenzar de nuevo pero ésta vez no habrá quién sobre ella pretenda algo más que el amoroso disfrute. 

Porque mi obra no exime del recicle y las materias que la conforman son de mis manos creadas por lo tanto no terminarán en un mal fin. Con certeza así será . JP.

Menos mal que el cielo existe

Menos mal que el cielo existe

Tañen la campanas de las iglesias y los sacerdotes emplazan las cifras a sus feligreses. Las potestades desafían a los cánticos absorbiendo las funestas luces de los candelabros puestos en línea.

Mi sangre sale desde mi corazón al espacio impulsada por las voces negras sin sopesar el daño que causen, miro de reojo sobre mi hombro derecho y te veo allí implorando de rodillas que te ayuden y te eximan del pecado. No sirve negar tus errores ni sirve que te hayas impuesto rezar luego de cometidos los actos.

Las potentes luces existen y no están extintas, ellas desprecian las columnas de orión ya que brillan más que cien soles.

Superiores fuerzas enciman mi mente y nos veo allí, luchando por un trozo de pan sin siquiera sospechar de que la hogaza es infinita y no rechaza a nadie.

Sostienes las banderas hechas a mano reclamando tus derechos y los que sienten deseos de morir encima mío pierden el control.
Los cadáveres enterrados sin nombres ni estrellas que los guíen siguen allí sin méritos ni memoria. Porque los que cavaron sus fosas pasan por encima pisoteando sus ideas y sus sueños lavados con desencanto y la injusticia reina a sus anchas.

Aquí donde moramos aquí donde soñamos y aquí donde claudicamos, cayendo está la gente de rodillas implorando justicia que no llega y los méritos se disfrazan con trajes y vestidos caros, rechinando neumáticos sobre el asfalto con sus coches caros mientras la chusma rebusca en la basura.
¿Crees de verdad que así es esta vida sagrada? ¿Quién dispone de sus años y descorre las cortinas cada nuevo amanecer, de las sombras que cubrieron la noche?
No es humano el derecho ni es su pobre poder sobre los otros moradores de este suelo bajo este cielo.
Cada uno cabe en una caja y da igual lo lujosa o simple que sean sus materiales, todos nos iremos por el mismo sitio sin poder decir aquí me quedo a mi antojo.

Las almas que suben en silencio desprovistas ya de sus medallas y sus insumos, no reservan sus plazas en lugares vip, porque cada uno tiene su lugar ya definido una vez terminado su contrato e irán donde les manden sea rechisten o callen allí irán.
Menos mal que existe cielo y que las naves acorazadas y los soldados con pertrechos no saben donde está, ni tienen poder las balas ni los insultos lo manchan ni puede herirse a nadie ni entre ellos ni contra otros porque ya no existen enemigos. Donde existe el cielo siempre es mediodía y las campanas reales están llamando a recibirnos y las trompetas de gloria suenan en acto solemne a nuestro arribo.

Menos mal que el cielo existe, si así no fuese tiraría ahora mi pluma de escriba y sucumbiría de pena más que las lágrimas amargas que encojen el corazón y el dolor sería mi único espacio y así moriría sin la cura del amor que existe en este cielo que también existe aquí y ahora mismo donde estamos parados y respiras y percibes los entornos y tienes hambre y sed de esa justicia del cielo.

Menos mal que el cielo existe… Mira a tu alrededor ¿Lo ves?. JP.

La obligación y el compromiso

Foto : JP.

La sabia palabra siempre es beneficiosa, esta puede provenir desde un inocente niño hasta un anciano en alguna tribu de África, los que mandan «no siempre dicen cosas buenas» es más, hacen cosas que nadie sospecharía que alguien tan importante dentro de una sociedad sea capaz de cometar tales delitos con la responsabilidad y el compromiso que supuestamente conlleva ocupar un puesto de gran magnitud.

Por eso es tan importante valorar la palabra cuando es dicha desde la verdad sin segundas intenciones ni mentiras, todos los hombres de este mundo mentimos o hemos mentido alguna vez y eso nos hace vulnerables y esclavos de nuestras palabras que luego resultan en hechos; de esta forma de una u otra manera afectamos al entorno y nos hace cómplices del error de una mentira.

Si queremos realmente ser honestos y nos gustaría vivir en un mundo libre justo y equitativo, tenemos la obligación y el compromiso de cambiar y dejar de hacerlo.

Nos imponen leyes y castigos justamente porque parece ser que sin una autoridad legislativa no nos sabemos compartar bien y siempre elegimos el delito, sea cuáles sean, mucho o poco todos colaboramos para que esto vaya a peor.

Sabemos que existen miles de excusas para justificarnos cuando mentimos y también sabemos que es un trabajo fatigoso reafirmarlas incluso hasta la muerte como si eso nos hiciera algo así como héroes de la astucia y eso no es ninguna virtud sino una mancha en nuestras almas que nos retiene en un mundo oscuro y maligno.

Por eso insisto hasta el hartazgo en reafirmar que debemos actuar siempre desde la verdad y el amor, para cada cosa que hagamos sea insignificante o inmensa.
La verdad a veces puede doler pero solo duele una sola vez en cambio la mentira siempre dolerá y no se irá sino que se seguirá sumando a nuestra alma hasta conseguir autodestruirnos buscando la muerte, sea por «Accidentes» O una enfermedad terminal.

La fórmula mágica y por la gracia de que todo existe es que el amor reina y siempre termina en él.
No tardes y comienza ya !!! No importa el pasado y los errores cometidos comprométete y usa lo que te quede de vida para sembrar amor en cada uno de tus pasos y así saldrás limpio de este pequeño pero único e inigualable mundo de Dios. JP.

Puedo despedirme

Puedo despedir el sol en el ocaso, puedo despedir mis hijos de mis pasos, puedo despedir mi juventud sentado desde una banca.

Puedo despedir el sol en el ocaso, puedo despedir mis hijos de mis pasos, puedo despedir mi juventud sentado desde una banca.

Lo más difícil de todo es depedirse de las invisibles cadenas que nos atan a todas las cosas que amamos; sostener el cielo con las manos no es posible de la misma manera que sostener las amistades o sostener las sonrisas de tu simiente.

No nos es posible capturar un momento de la vida porque todo gira pasa y nunca se detiene, las viejas fotos plenas de nostálgias, la música que nos emocionó, las mascotas de mi niñez que aunque tuve muchas todas me dejaron su recuerdo individual, los aromas de un cuaderno nuevo un lápiz o el perfume de tu primer amor de juventud; la memoria del recuerdo de un instante un momento en la carrera del desierto que cada uno va llenando en su camino con hierbas flores o espinas un poco de esto y otro poco de aquello.

Puedo despedirme de casi todo y aprender a soltarlo para siempre, la bicicleta que tanto querías y ya no está, las meriendas que tu abuela te preparaba al llegar de visita a su casa, aquella vieja camiseta que tanto nos gustaba y que un día llega que debes dejar atrás o tu vitalidad impetuosa corriendo todo el día de arriba a abajo en busca de aventuras o simplemente porque necesitaba gastarla porque esa energía te empujaba a explotarla. Pude despedirme de casi todo sin mucho esfuerzo.

De lo que todavía no puedo despedirme es de un sueño y es poder experimentar y vivir en un mundo pleno de paz y armonía donde solo se rinde culto al amor en todas sus facetas y en todas sus expresiones.

El amor salva, cura y deshace lo cruel, lo vano y lo injusto. Dulce como el mejor néctar y trasgresor de las leyes humanas pues no de dobla ni se quiebra ante nada ni nadie, porque el amor es savia de vida y es la razón única y verdadera del porqué tu y yo estamos aquí.

No para saldar deudas ni para pagar con castigo lo que antes hemos hecho, sino por el simple hecho de experimentar la vida terrena difrutando de todos los sentidos y dones que poseemos hasta agotarla y al soltarla para llegar a casa donde todo comenzó y donde todos arribamos tarde o temprano.

Allí siempre es hora y todo está dispuesto para nuestro arribo, no sentirás más miedos ni ningún pesar aqueja, todo es paz y descanso y lo más importante… Que el amor es luz y eres tú y yo mismo desplegado sin reservas ni mezquindad. JP.

Las pálidas hojas de otoño


Imagen : Daniel Frank – pexels fotos

Las pálidas hojas de otoño caen desde las ramas de los árboles y todo se tiñe de ocres, dorados y amarillos.
Nadie impide que esto ocurra porque éstas cumplen su ciclo natural así como nosotros en el paso por la vida

Ninguno escapa a su rueda y es un proceso que todos sin remedio terminaremos el nuestro propio cuando el momento llegue.
Las batallas por el clero o por los dominios de las tierras así como las riquezas acumuladas se quedan aquí, siempre serás recordado por los hechos que hiciste y nadie sabrá quién eras realmente excepto algunos de los más cercanos; a menos que seas un personaje público famoso por tu arte o por tus actos sean buenos o malos.

Las atmósferas reciclan el aire, los vientos recorren la tierra y las orillas siguen marcadas por los límites naturalmente impuestos a los mares.

Así es como todo funciona y tu vida continúa en otras esferas de vida, miles de años pasaron antes de que llegaras a éste tiempo preciso descendiente de miles de ancestros para llegar a conformarte en tu cuerpo y con tus genes únicos y absolutos.

Miraste los paisajes y recorriste mil caminos, soportaste infortunios y épocas de bonanza. Pero no te percataste de la luz que te mantenía en vigilia, creíste ser el dueño de tu vida y de todo lo que dirigías y que bajo tus órdenes se mantendrían por siempre.

Sin embargo caen los templos más excelsos y las lluvias lavaron la sangre derramada sin distinción de razas ni de pueblos elegidos, ya que somos un solo pueblo diseminado sobre la faz del mundo, divididos y separados solo por ideas y prejuicios.

Ninguno tiene la razón, si así fuera andaríamos con nuestras miradas limpias nuestro cuerpo sano y nuestras mentes libre de pesares. No conoce el hombre o no encuentra todavía su espejo donde mirarse de frente y sin prejuicios, solo miramos lo que queremos ver y escuchamos solo lo que deseamos oír; nos entregamos solo cuando nada queda o cuando la sombra de la muerte nos mira a solo un palmo de nuestros hombros.

Pareciera que vamos hacia un lugar más allá del horizonte, detrás de las montañas o de la línea que separa el mar del cielo. Nunca nos alcanza, siempre seguimos buscando más.
Más fortuna, más salud, más trabajo, más descanso, más diversión, más amor o todo eso junto.

Sin embargo vamos andando por el mundo como cobradores de una deuda que está aún impaga, alguien nos debe, alguien nos niega concretar los proyectos que tenemos, alguien nos impide llegar a esa felicidad tan ansiada, como nosotros la imaginamos la del respiro profundo y relajado y entregarnos al descanso dejando las maletas a un lado y poder disfrutar del paisaje, de los hijos, de la cena o de dormir como un bebé sobre el pecho materno.

Llamamos la atención constantemente buscando la admiración, la aprobación y el reconocimiento.
Nos vendemos, nos humillamos, nos ridiculizamos y hasta nos prostituimos con tal de que nos vean y nos descubran, que sepan que aquí estamos; todos buscan ser estrellas y nos creemos el actor/actriz principal de esta película. Pero se nos olvida que en realidad llegamos al mundo con la película empezada y nos iremos de el antes de que termine con un final feliz.

Pocos se entregan al servicio, muy pocos lo hacen todo por amor; por amor a la vida, al mundo a la humanidad y a Dios.

No nos deben nada, nosotros somos los que estamos en deuda con él, pero él no nos reclama que se la paguemos y le devolvamos lo que invirtió en cada uno, solo desea que vivamos y disfrutemos de cada instante de cada acto de amor sintiendo en nuestro interior un poco de lo que es en realidad el amor al prójimo que es en definitiva es parte nuestra, así como Dios es parte tuya y mía, lo es la vida lo es el mundo y lo es todo lo que existe y lo que aún no ha sido por nosotros descubierto. JP.